La Libelle

Los imperdibles de Bangkok: templos

Mi primer día en Tailandia fue emocionante, me levanté decidida a recorrer el centro de Bangkok y los templos más importantes; no soy una persona que disfrute mucho de las ciudades, pero Bangkok me dejó sin palabras, es una ciudad con tanta historia y tantos contrastes que podría pasar mucho tiempo por sus calles.

Mi hospedaje estaba cerca de la calle Khao San (famosa por su mercado, comida callejera y vida nocturna) y como buena hostal de mochileros tenía lo necesario (una cama en habitación compartida, un área social para interactuar con otros viajeros y la posibilidad de contactar algunas operadoras para hacer excursiones).  Esta zona me resultó muy cómoda para conocer Bangkok; el primer día me dieron indicaciones para llegar al puerto No. 13 «Phra -Atit» del Río Chao Phraya para tomar un bote local que me llevaría a una parada cercana al Gran Palacio, pagué 15 Baht y me moví como local hasta el puerto  «Chang» que me dejó a una cuadra del Gran Palacio.

Era temprano por la mañana así que me encontré con muchas personas que iniciaban su día laboral y utilizan diariamente los botes que recorren varios puertos del Río Chao Phraya para llegar a su destino; este río es el más importante del país, atraviesa Bangkok y desemboca en el Golfo de Tailandia.

Transportarse en Bangkok es bastante sencillo por la cantidad de opciones disponibles; como visitante, disfruté mucho de los botes y los tradicionales tuk tuk (recuerden negociar el precio antes de subir y no se preocupen del idioma, no es un impedimento, con algo de inglés es posible llegar a un acuerdo), aunque debo decirles que el tráfico, como en toda ciudad grande, es fatal!, por eso, alternativas como el Sky Train – 40 Baht (t/c 1 USD -34 Baht) y los botes por el río (15 – 5 Baht) me resultaron geniales, al tercer día ya me sentía muy cómoda cambiando de puerto a tuk tuk y a estación de tren (todo con ayuda de maps.me).

Río Chao Phraya
Río Chao Phraya

Gran Palacio real – Phra Borom Maha Ratcha Wang 

Llegué a las 08:15 a.m. a mi primera parada: El Gran Palacio. Decidí empezar aquí ya que había leído que era uno de los lugares con más afluencia de visitantes (muy cierto!) y tenia pensado pasar la mañana recorriendo todo el complejo para luego continuar con Wat Pho que queda cerca.

El Gran Palacio fue construido en 1782 y por 150 años fue la residencia del rey (deben saber también, que en Tailandia la monarquía es muy respetada y su rey muy querido).  Hoy en día, el Gran Palacio es el corazón del reino Tailandés donde se encuentra, entre otros, el Wat Phra Kaew (Templo del Buda Esmerlada).

Buda Esmeralda – Gran Palacio
Prang: Aguja escalonada y cilíndrica que se encuentra generalmente en los santuarios Khmer (antiguo reino del Sudeste Asiático)

El Wat Phra Kaew es uno de los templos más importantes dentro del Gran Palacio y es donde se encuentra el Buda Esmeralda, una figura de 45 cm del Buda Gautama considerado como el más venerado; esta figura está tallada en una sola pieza de jade con vestimentas de oro que se encuentra en posición de meditación y que data del Siglo XV a C.

Para evitar gran cantidad de gente, fui primero a este templo para disfrutarlo antes de que lleguen miles de turistas y acaben con la paz del lugar.  Continué mi visita por las galerías (que tienen 178 murales que muestran la epopeya nacional de Tailandia, derivada de la epopeya hindú Ramayana que data del Siglo IV aC) y la librería (en la foto).

Gran Palacio – La Biblioteca

Chedis (estupas), Prangs y Guardianes Gigantes acompañan toda la visita y lo que asombra de este complejo es el detalle en cada uno de sus rincones, cuando me dí cuenta ya eran las 11 de la mañana y estaba agotada!

Gran Palacio – Flor de Loto
Guardianes Gigantes custodian la entrada al templo
Phra Si Ratana Chedi -Chedi (Estupa): es una estructura en forma de campana (pagoda) con una aguja que generalmente contiene reliquias.
Chedi con criaturas míticas

Datos prácticos

El Gran Palacio abre todos los días de Hrs. 08:30 a Hrs. 16:00, el  ingreso son 500 Bahts (USD 15) y pueden rentar una audio guía por 200 Baht (USD 6).

Para ingresar, es muy importante tomar en cuenta el código de vestimenta, las mujeres deberán tener los hombros cubiertos y faldas o pantalón por debajo de la rodilla, y los hombres pantalones largos y camisa con mangas.

Phra Viharn Yod – Impresionante estructura con diseño floral de porcelana coronada por una aguja en forma de corona tailandesa.

Wat Pho – Wat Phra Chetuphon Vimolmangklararm Rajwaramahaviharn 

Llegué a Wat Pho después de 10 minutos de caminata desde el Gran Palacio, sabía que encontaría aquí el Buda reclinado del que tanto me habían hablado, sin embargo, Wat Pho es un templo gigante donde puedes perderte horas caminando y meditando.

El templo data del siglo XVII; en 1788 el Rey Rama I ordenó su ampliación y en 1801 fue re-inaugurado con el nombre Wat Phra Chetuphon Vimolmangklavas.

TEmplo del buda reclinado

Phra Vihara es el lugar más visitado en Wat Pho, este salón es el hogar del gran Buda reclinado que tiene 15 metros de altura y 46 de longitud. Esta imagen está construida en ladrillo y estuco y bañada en oro; sus pies están decorados con 108 símbolos característicos de Buda en nácar.

Phra Maha Chedi Si Rajakarn

Un espacio imponente de Wat Pho es Phra Maha Chedi Si Rajakarn, cuatro enormes pagodas rodeadas por una pared blanca con puertas protegidas de estilo tailandés-chino decoradas con azulejos de colores y guardianes chinos.

Wat Pho tiene más de noventa chedis (estupas) y además es un complejo grande donde hay muchas imágenes de Buda (872) que llegaron desde las provincias del  norte de Tailandia durante el reinado de Rama I.

Datos prácticos

Wat Pho está abierto todos los días de 08:00 a 18:30, el ingreso cuesta 100 Baht (3 USD) y al igual que otros templos el código de vestimenta es muy estricto (mujeres con hombros cubiertos y pantalón o falda debajo de la rodilla y hombres con hombros cubiertos y pantalón largo).

Cuando salí de Wat Pho eran las 3 de la tarde y justo en la esquina encontré The Sixth, un lugar pequeño que me llamó la atención por su decoración, comí un masaman curry (150 Baht – 5USD) y continué camino a Wat Arun.

Wat ARun

Wat Arun (Templo del Amanecer) es la perfecta tercera parada en el recorrido de templos en Bangkok. Para llegar, tomé un bote del puerto frente a Wat Pho (Tian) que me llevó a la otra orilla del río Chao Phraya y por el cual pagué 4 Baht.  En la entrada al puerto habían muchos puestos de comida! tantos, que me arrepentí un poco de haber comido tanto masaman curry, de todas formas, aprendí que en Bangkok y Tailandia en general, la comida está en cada paso que des y todo es absolutamente delicioso!

Wat Arun, también conocido como Templo del Amanecer, es un ícono de Bangkok y una visita importante; el recorrido por este templo es más sencillo porque no es tan grande como el Gran Palacio o Wat Pho, tiene una vista privilegiada del río Chao Phraya y una estética diferente principalmente por sus colores.

Wat Arun

Por las noches, es uno de los templos más hermosos que iluminan Bangkok.

Datos prácticos

El boleto de ingreso son 50 Baht (1,5 USD) , abren de 08:00 a 17:30 y, al igual que en los otros templos, el código de vestimenta es estricto.

Wat Traimit (Templo del buda de oro)

Mi última parada en el recorrido de templos fue Wat Traimit, el Templo del Buda de Oro que se encuentra en Chinatown.  ¿Cómo llegué aqui? perdiéndome, como (casi) siempre. Salí de Wat Arun y tomé un bote hacia el puerto Ratchawong (15 Baht – 0,5c USD) y empecé a caminar por las calles de Chinatown, un barrio que no se pueden perder! caótico y lleno de vida, Chinatown lo tiene todo.

Chinatown
Spa callejero en Chinatown

Wat Traimit es el templo donde se encuentra la estatua de Buda  de 5,5 toneladas de oro macizo; aunque se desconoce su origen, es posible que haya sido trasladado desde Sukhothai a Ayutthaya y finalmente al templo en Bangkok.  Pueden visitarlo de 09:00 a 17:00, no cobran ingreso pero si deben cumplir con el código de vestimenta.

Wat Traimit – Buda de Oro

Salí de Wat Traimit, caminé hasta el puerto Ratchawong para llegar al puerto Phra Atit (15 Baht) y caminé hasta la calle Khao San para conocer la movida noctura de esa zona.

En Khao San probé uno de los Pad Thai más deliciosos de toda mi estadía en este país por tan sólo 50 Baht (1,5 USD), porque tenía camarones (con pollo  – 30 Baht); en esta calle encontrarán comida callejera (jugos, pad thai, alacranes y otros bichos, TODO), además de muchos bares y discotecas que por las noches se llenan de turistas, no es uno de mis lugares favoritos, pero es una experiencia interesante para conocer algunos bares y parar para un masaje de pies (300 Baht – 9,4 USD). La calle al lado de Khao San, Rambuttri, tiene una vibra más relajada, restaurantes, bares y sitios de masajes sin todo el bullicio de Khao San.

Fin de mi primer día en Bangkok, intenso y gratificante; como podrán ver en el mapa, la mayor parte de los templos quedan en una misma zona que hace práctica su visita en un día (esta zona es conocida como la Isla Rattanakosin); si bien las distancias pueden ser algo largas, lo más práctico es caminar o ir en bote por el río Chao Phraya.

Para la visita a los templos es muy importante tomar en cuenta las recomendaciones sobre la vestimenta y para ingresar al Gran Palacio ir temprano en la mañana.

Sobre el alojamiento, creo que cualquier sitio dentro de la Isla Rattanakosin es práctico para conocer los sitios más importantes de Bangkok y por la comida, no se preocupen, cada esquina tiene algo interesante para probar.

No olviden que pueden ver mi itinerario completo en Tailandia en este link 

Deja un comentario

3 años de LaLibelle

El blog cumple hoy 3 años! Este tiempo ha sido de mucho aprendizaje y crecimiento, pero lo más lindo ha sido explorar nuevos lugares y

Leer »
error: Contenido Protegido, visita nuestra tienda si quieres comprar alguna Fotografía